Saltar al contenido
Tipos de

Tipos de hosting: descubre qué hosting necesitas

Existe en el mercado una gran variedad de proveedores de hosting, y hay una gran diferencia entre sus características principales como prestaciones/tecnología o precio. Por ejemplo, podemos encontrarnos con servicios de hosting compartido muy económicos, quizá de hasta 1,50 € al mes y otros hostings conocidos como dedicados, pueden llegar a costar cientos de euros mensualmente.

En la actualidad cualquier persona puede abrir un blog o una página web, incluso sin saber programar. Ya que algunos gestores de contenido (o CMS) como por ejemplo WordPress, facilitan mucho la tarea, sobre todo a aquellos que empiezan en el mundo digital, ya sean particulares o empresas que quieren montar su propia página web.

El hosting es vital a la hora de crear un sitio web y es que afecta en factores clave como la velocidad de carga de la página, por ejemplo y pueden ser un lastre de cara al SEO (también conocido como posicionamiento web).

Por esto hemos decidido lanzarnos a escribir este artículo, porque en función del presupuesto y el tipo de proyecto, será más conveniente un tipo de hosting u otro y la decisión entre uno y otro puede suponer el éxito o fracaso de nuestra página en internet.

¿Qué tipos de hosting existen y cuál es el que debo escoger para mi proyecto?

Hosting compartido o shared hosting

El hosting compartido es uno de lo más utilizados por su precio y por ser el idóneo para proyectos pequeños.

Los hostings compartidos se parecen a compartir piso, puesto que la empresa de hosting lo que hace es alojar varios proyectos en un mismo servidor y cada proyecto tiene disponibles una parte de los recursos del mismo.

Esto de compartir hosting tiene varias ventajas y varias desventajas, aunque las principales son:

La ventaja es el precio: al compartir recursos también se comparte el precio, por lo que sale más barato y si estás empezando, es una opción muy recomendable.

La desventaja son los compañeros: del mismo modo que en un piso compartido, en el que la convivencia puede ser magnífica siempre que haya orden, limpieza y trabajo entre todos los compañeros, en un hosting también puede ser así siempre que los compañeros sean buenos y no nos toque alguien que instale temas nulled o que puedan llenar de virus el servidor, lo que supondría problemas y colapsos para el resto de proyectos.

Por este motivo es importante tomar una decisión y elegir un buen hosting.

Ventajas y desventajas del hosting compartido

Ventajas

  • Precio: el precio es más asequible y esto, como comentábamos, es bueno cuando vas a comenzar una página web, porque al no tener visitas inicialmente no necesitas más que las prestaciones básicas. E incluso cuando empiecen a llegar visitas, un hosting compartido puede servir.
  • Sencillez: Los hosting compartidos son realmente sencillos de configurar y las empresas que los gestionan ayudan al usuario en gran medida.

Desventajas

  • La velocidad: La velocidad de la página puede ser inferior, debido al hecho de compartir recursos
  • Compañeros: El hecho de que un problema en una de las webs alojadas pueda fastidiar al resto es algo que no nos gusta .

Por este motivo nuestra recomendación es que en la elección de hosting se opte por uno de calidad, como pueden ser los hostings de Webempresa, Raiola Networks o Sered, por ejemplo. Eligiendo uno de los anteriores no deben surgir ninguno de los problemas comentados y, además, el soporte de las tres es muy bueno.

Hosting Virtual (VPS por sus siglas en inglés)

Los VPS o Hostings virtuales son servidores que se parten o dividen de forma virtual, de forma que cada “parte” se gestione como si se tratase del todo. Esto permite a los clientes una mayor flexibilidad y una mejor personalización o configuración del hosting.

Por seguir con las metáforas y para que se entienda mejor, un Hosting Virtual es muy parecido a un edificio, donde cada piso sería un Hosting. Al igual que en los edificios con las escaleras o el ascensor, en el Hosting Virtual también hay elementos compartidos, no obstante, cada cual tendrá su propio “piso” y los problemas que tenga el resto de proyectos no afectarán al tuyo.

Pero,

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene el hosting virtual?

Ventajas

  • Los problemas que tenga el resto de compañeros de hosting no afectarán al tuyo, lo cual da un plus de seguridad
  • Es una buena alternativa al hosting dedicado, sobre todo en relación calidad-precio
  • Es más flexible y configurable que un shared hosting

Desventajas

  • Es más caro que un hosting compartido
  • No dispone de todas las prestaciones de las que sí dispondrías con un hosting dedicado
  • La dificultad de configuración y uso es mayor que en un hosting compartido y, si eres un usuario novato, es preferible empezar con uno compartido.
  • Este tipo de hosting está pensado para gente un poco más experta y que ya requiera de unos recursos más avanzado que los hostings compartidos de los que hablábamos. Son una buena opción para quienes todavía no necesitan un hosting dedicado, pero quieren dar unas mayores prestaciones a su proyecto.

Hosting dedicado

Es un servicio de hosting exclusivo, es decir, no compartes los recursos y prestaciones del servidor con nadie más, por esto se conoce como dedicado. Destaca su alta flexibilidad, ya que permite el acceso total tanto al hardware como al software del propio servidor, posibilitando de esta manera adaptar las necesidades de cada cliente a su proyecto particular.

Siguiendo con la metáfora de la vivienda, en este caso se trataría de vivir en tu propio chalet, es decir, no compartes el espacio con nadie.

Es uno de los hostings más recomendables si tu proyecto está empezando a generar ingresos estables y que se puedan considerar un sueldo. Invertir en tu proyecto de forma inteligente siempre es una buena decisión.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de los hostings dedicados?

Ventajas

  • Una mayor flexibilidad que en el resto de hostings que acabamos de ver
  • Unos recursos y prestaciones prácticamente insuperables
  • Una seguridad bastante mayor que en el Hosting compartido y en el VPS

Desventajas

  • Es el más caro de los servicios de hostings, por lo que tan sólo resultará útil a los usuarios más avanzados
  • Además, es más difícil de usar y configurar que todos los demás

En nuestra opinión, es un hosting para aquellos que tengan proyectos grandes, que requieran del uso de un servidor entero. Hay una buena opción para los usuarios avanzados: se pueden organizar varios servidores y unirlos entre sí para aunar las ventajas del hosting dedicado y el hosting en la nube.

Cloud Hosting o Hosting en la nube

En este caso la página web no estaría alojada en un único servidor, si no que estaría gestionada en varios servidores que se encuentran conectados entre sí en la nube. Lo bueno que tiene este tipo de hostings, es que si un servidor falla o se cae, el resto de servidores compensan la falta de recursos y no se notaría, por lo que la seguridad es mayor. Además es un hosting que se adapta en tiempo real a las necesidades de tu proyecto, es decir, que si en un momento recibes un chorro o pico de tráfico, el ancho de banda aumentará para así absorberlo y que la web no caiga.

En este caso el ejemplo metafórico se complica un trecho, pero para que nos entendamos, es como si tuviésemos varias casas conectadas entre sí mediante túneles y, en el caso de que una se derrumbara, cabría la posibilidad de alojarse en otra.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen los hostings en la nube?

Ventajas

  • Cuenta con una eficiencia mayor, puesto que se basa en un sistema que se adapta a las necesidades en tiempo real del proyecto
  • La disponibilidad del servidor (o uptime) es mejor

Desventajas

  • Su uso, configuración y gestión requiere de conocimientos bastante avanzados
  • Tiene un precio que, de base, puede considerarse caro
  • Como adapta los recursos en tiempo real a las necesidades del proyecto, el precio también es variable.
  • Debido a la Ley de Protección de datos, trasferir datos entre diferentes países puede tener consecuencias jurídicas.

El hosting en la nube o cloud hosting puede ser de todos los tipos vistos anteriormente, compartido, Vps o incluso, dedicado. No obstante es el idóneo para proyectos muy grandes o aplicaciones de tipo SAAS (Software as a Service o Software como servicio), como por ejemplo Dropbox.

En nuestra opinión:

Si estás pensando en montar tus primeras páginas web, lo más normal es que contrates un hosting compartido, porque una vez crezca el proyecto, puedes contratar servicios de hosting con mayores prestaciones. Es importante comprobar la calidad, prestaciones y atención de nuestro hosting antes de contratarlo, porque no todos los hostings son iguales. Si quieres comprobar cual es el mejor hosting para tu proyecto, echale un vistazo a este vídeo de hostingexperto

Si te ha gustado y te ha resultado de utilidad, sólo nos gustaría pedirte un último favor, si puedes, comparte este artículo en redes sociales para ayudar a todos los amigos, compañeros o familiares que lo necesiten. Si no quieres compartirlo, también puedes dejar un comentario más abajo, ¡se agradecen todos los aportes!

A %d blogueros les gusta esto: