Saltar al contenido
Tipos de

Tipos de cuento

¿Qué es un cuento?

Un cuento es una pieza de ficción en prosa que se puede leer de una vez. Emerge a causa de las tradiciones de narración oral que se utilizaban en el siglo XVII y ha crecido hasta abarcar un cuerpo de trabajo tan diverso que desafía la fácil caracterización.

En lo general, los cuentos presentan un pequeño elenco de personajes con nombre, y se centra en un incidente independiente con la intención de evocar un “efecto único” o estado de ánimo.

Al hacerlo, los cuentos hacen uso de la trama, la resonancia y otros componentes dinámicos en un grado mucho mayor de lo que es típico de una anécdota , pero en un grado mucho menor que una novela. Si bien el cuento es en gran medida distinto a la novela, los autores de ambos generalmente se basan en un conjunto común de técnicas literarias .

¿Qué tipos de cuentos existen?

 

  • Cuentos fantásticos

Lo fantástico es un subgénero de las obras literarias que se caracteriza por la presentación ambigua de fuerzas aparentemente sobrenaturales.

Lo fantástico está presente en obras en las que el lector experimenta dudas acerca de si un cuento presenta lo que Tzvetan Todorov llama “lo siniestro”, en donde los fenómenos superficialmente sobrenaturales resultan tener una explicación racional (como en las obras góticas de Ann Radcliffe ) o en algunos casos, donde lo sobrenatural es confirmado por la historia”.

Lo fantástico también puede representar sueños y vigilia en los que el personaje o lector duda sobre qué es la realidad o qué es un sueño. De nuevo, lo fantástico se centra en esta vacilación: una vez que se decide lo que es fantástico, se termina.

 

  • Cuentos de horror

En la literatura, el horror es un género de ficción cuyo propósito es crear sentimientos de miedo, terror, repulsión y terror en la audiencia; en otras palabras, desarrolla una atmósfera de horror. La definición del término enfatiza la reacción causada por el horror, que proviene del antiguo francés “orror”, que significa “estremecer o erizar “.

La literatura de terror tiene sus raíces en la religión, el folclore y la historia; centrándose en los temas, temores y curiosidades que han molestado continuamente los seres humanos, tanto en el siglo XII como en XXI por igual. El terror se alimenta de los temores más profundos de la audiencia al poner en el centro de atención las cosas más aterradoras y desconcertantes de la vida: la muerte, el mal, los poderes sobrenaturales o las criaturas, la vida futura, la brujería.

El horror debe hacer que el lector sienta miedo a través de las imágenes y el lenguaje.

Ejemplo

Cuando el adolescente entró en la vieja mansión, sus amigos cacareando detrás de él, pensó que podía oír cosas que, se forzó a sí mismo a creer, estaban en su cabeza: huesos retumbantes, ratas corriendo, susurros silenciosos … y el lento goteo, el goteo , goteo, proveniente de un lugar que se dijo que no estaba realmente allí; la mancha roja y rezumante en las tablas del techo de arriba. Solo tenía que pasar una hora en la casa y demostraría a sus amigos que no tenía miedo. Solo una hora. Dio una última mirada por la puerta antes de apagar la luz de la luna llena, encerrándose en completa oscuridad, con solo el sonido de sus pensamientos acelerados y aterrorizados.

  • Cuentos de Hadas

Un cuento de hadas es una historia ficticia que puede presentar personajes folclóricos (como hadas, duendes, elfos, trolls, brujas, gigantes y animales parlanchines) y encantamientos, a menudo con una secuencia de eventos inverosímil.

El término también se usa para describir algo bendecido con una felicidad inusual, utilizando frases como “un final de cuento de hadas” (un final feliz) o ” un romance de cuento de hadas”, aunque no todos los cuentos de hadas terminan felizmente.

Los cuentos de hadas son un género en la literatura y tienen sus raíces en la tradición oral. Los cuentos de hadas con tramas, personajes y motivos similares se encuentran repartidos por muchas diferentes culturas.

Los cuentos de hadas también tienden a adquirir modificarse de acuerdo a su ubicación, a través de la elección de motivos, el estilo en que se cuentan y la representación del personaje y el tono local. Suele en iniciar con “Erase una vez” o terminar en “Y vivieron felices para siempre”.

Los cuentos de hadas existen en todas las culturas del mundo y hay elementos que se remontan a la época en que la gente ha estado contando las historias. En la cultura occidental, hay algunos autores que fueron particularmente importantes en el registro formal de los cuentos de hadas.

Entre los autores más reconocidos dentro de este género, se encuentran los Hermanos Grimm (Jacob Ludwig Carl Grimm y Wilhelm Carl Grimm) quienes publicaron sus historias a principios del siglo XIX. Algunos de sus títulos más reconocidos son: Rapunzel, Hansel y Gretel, Cenicienta, Caperucita Roja, Pulgarcito, Los músicos de Bremen, El enano saltarín y Las tres hojas de la serpiente.

  • Cuentos Criminales

Los cuentos criminales pertenecen a un género de la literatura que narra crímenes y criminales. Gran parte de lo que hace que este género sea tan estimulante es la batalla mental que se produce entre el escritor y el lector. A medida que el escritor revela pistas y avanza a través del misterio del crimen, los lectores tratan de resolverlo por sí mismos antes de que el escritor  revele el final de la historia.

Desarrollada a principios del siglo XIX, la ficción criminal se ha vuelto extremadamente popular y el género ha tenido que convertirse en múltiples subgéneros. Algunos de los subgéneros más comunes son el cuento policíaco (la forma más común, los lectores reciben pistas que finalmente revelan al criminal), el thriller legal (los personajes son generalmente abogados y policías) y el detective invertido (el criminal se revela al principio y luego la historia funciona de nuevo).

Aunque cada subgénero tiene su distinción, todos los elementos de la ficción criminal comparten elementos básicos pero importantes:

  1. Un crimen importantees quizás la clave de cualquier buena historia criminal. El crimen es lo que impulsa la historia hacia adelante.
  2. El héroe (o héroes) de la historia es el protagonista. Este es generalmente el detective o la persona que trata de resolver el misterio del crimen.
  3. Los sospechosos de la historia son relevantes para el suspenso y la intriga de la historia.
  4. El criminales esencial para cualquier buena ficción criminal. El criminal tiene que estar bien emparejado contra su oponente, el héroe de la historia.
  5. Una historia realista o creíble también es necesaria para hacer que la ficción criminal valga la pena leerla.
  • Cuentos de ciencia ficción

La ciencia ficción (también SF o Sci-Fi) es un amplio género de ficción que a menudo involucra especulaciones basadas en la ciencia o  la tecnología actual o futura. La ciencia ficción no solo se encuentra en los cuentos, el género se esparce en medios tan diversos como la literatura en general, arte, comics, radio, televisión, películas, videojuegos, juegos de mesa, juegos de rol y teatro.

Otro nombre por el que se puede encontrar es bajo el sinónimo de ficción especulativa, que es una categoría que abarca obras creativas que incorporan elementos imaginativos que no se encuentran en la realidad contemporánea; esto incluye ciencia ficción, fantasía, terror y géneros relacionados.

La ciencia ficción a menudo implica uno o más de los siguientes elementos:

  • Una configuración en el futuro o en una línea de tiempo alternativa.
  • Un escenario en el espacio exterior o que involucra alienígenas o civilizaciones desconocidas.
  • El descubrimiento o la aplicación de nuevos principios científicos, como viajes en el tiempo o psiónicos, o nuevas tecnologías, como nanotecnología, viajes más rápidos que la luz o robots.
  • Sistemas políticos o sociales diferentes a los del presente o pasado conocido.

 

  • Cuentos de suspense

El suspense es el elemento tanto de ficción como de no ficción que hace que el lector tenga dudas sobre el resultado. Se puede crear a través de casi cualquier elemento del cuento, incluido el título, los personajes, la trama, las restricciones de tiempo y la selección de palabras. Por ejemplo, si la trama implica que el héroe intente alcanzar a la víctima prevista antes de que explote una bomba, el autor ha utilizado la restricción del tiempo como un dispositivo de suspense.

Otro medio para crear suspense es usar un punto de vista objetivo en el que se cuenta la historia, y no a través de la mente y los sentimientos del personaje principal, sino solo por lo que dice y hace. Ese personaje puede tener algún secreto que afecte el resultado de la historia, pero dado que el autor nunca nos dice qué piensa o recuerda el personaje, sino solo lo que dice y hace en el presente, el punto de vista se suma al suspense.

El lector también puede ser testigo de cómo un evento inminente se desarrolla gradualmente.

Así como los lectores resultan siendo leales a un escritor que ofrece tramas bien construidas con suspense, es probable -como lo son los editores- rechazar a alguien que recurre al engaño. Un truco que termina, por ejemplo, introduce una solución en forma de un personaje o una información que no se ha aludido anteriormente.

A %d blogueros les gusta esto: